Volver a la principal

sábado 20 octubre 2007

Por fin una condena para "El Tomate"


Y es que según 20minutos.es el famoso programa televisivo ha sido condenado a pagar 300.000€ a Gonzalo Miró, por intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad personal y familiar, cuando en el 2005 el programa especuló acerca de la identidad de su padre.

Hay que decir, a ese respecto, que su madre Pilar Miró jamás se pronunció acerca de la paternidad.

Pues bien.... primero, ENHORABUENA a Gonzalo Miró por seguir adelante con la denuncia y el juzgado, muchas veces vemos a famosos que amenazan con querellas y al final se echan para atrás con un acuerdo entre las partes y el susodicho intercambio monetario. Recuerdo a grandes rasgos el caso de Lydia Lozano, que llegó a decirle al cantante Albano que su hija estaba viva y que tenía pruebas de ello. Tras la denuncia del padre a la "periodista" y a la propia Telecinco, el tema se cerró con un programa en el que Lozano reconoció que no tenía pruebas y pidió disculpas personales a la familia de la chica desaparecida. Siempre se dijo que había dinero también de por medio.

Como ese.... muchos casos. Programas que se pasan, famosos que amenazan y abogados que se entienden con maletines. Un círculo vicioso que ha permitido, para mi gusto, que este país sea un auténtico coladero de "rumores" que atentan al honor y a la privacidad de las personas.

Segundo.... ENHORABUENA al Juzgado por poner una condena ejemplarizante. Aunque eso lo gana Telecinco en 1 hora de publicidad, hará que más de un "periodista" se lo piense antes de lanzar la piedra y esconder la mano.

Tercero... me alegra aún más que la condena sea al Tomate, que abrió la veda de este tipo de "periodismo". Además, la condena obliga a los espacios de abstenerse a partir de ahora de hablar del tema paterno del Miró.

En fin.... que la condena ha sido recurrida al Supremo.... espero que no se echen pa'trás.