Volver a la principal

jueves 20 mayo 2010

Amigo JAR, otra vez te faltan al respeto....


INDIGNACIÓN: f. Enojo, ira, enfado vehemente contra una persona o contra sus actos. (RAE)

No se me ocurre otra palabra para definir lo que sentí ayer cuando me comunicaron que tu música no la consideran de interés general en la televisión pública de todos los canarios.

Dentro de poco se consumará el penúltimo despropósito que hacen con tu memoria. El más preciado de las condecoraciones culturares de las islas, el Premio Canarias otorgado por su Gobierno, jamás llegará a la repisa donde acumulabas tanto reconocimiento nacional e internacional.... ¿por qué? Porque algunos a los que le falta talento en lo creativo lo rebosan en el antiguo arte de la artimaña política y se han negado a darte lo que por méritos propios te mereces...... apuntamos uno.

Porque desde que te fuiste, todos los que por envidia ni llamaban a tu ancha puerta se descubren como grandes amistades que jamás se conocieron. Las puertas que siempre dejaste abiertas, para todo aquel que fuera de visita con buena voluntad, parece que han quedado maltrechas y tu vida se ha llenado de okupas...... apuntamos dos.

El homenaje que se te dió desde lo más profundo del corazón de cuantos estuvimos más o menos implicados, fue grabado para que todos los que no pudieron asistir al Auditorio Alfredo Kraus pudieran disfrutarte una vez más. Esos mismos que ahora parece que tendrán que trasnochar para ver una versión reducida de una hora a las 02h30 de la madrugada del próximo 31 de mayo. ¿La versión oficial? Que la versión completa del concierto se emitirá por el segundo canal del ente. ¿La versión oficiosa? Que parece que a algunos aún les duele que se demuestre que tu talento estaba y está por encima de carnets políticos, afiliaciones y pleitesías.... tranquilo, amigo, tu herencia está a buen recaudo en el corazón de cuantos la guardamos.... que los necios se conformen con su propio hedor.

Parece que algunos seres humanos hayan mutado en porcinos, que acostumbrados al hedor de la suciedad que les rodea no sean capaces de mirar más allá para darse cuenta de su situación real. La rutina de barro y excrementos que se han acostumbrado a no limpiar, rebosa ya de su pocilga sin que adivinen a disfrutar del paraíso que vivimos el resto fuera.

¿Qué quieres que te cuente ahora que están cercanos los 2 años desde tu triste partida? Que tu legado está en las mejores manos y corazones que lo podrían guardar. Que somos muchos los que seguimos derramando lágrimas cuando comienzan a sonar los primeros acordes de algunas de tus melodías. Que somos más los que nos indignamos ante tantas injusticias, a pesar de que sabemos que tú estabas felizmente acostumbrado a vivir dándolo todo sin esperar nada a cambio.

Amigo, espero que tanto atropello terrenal no te despiste en la aventura que vives por allá arriba.

Te queremos.